Rue de Lausanne 37 CH-1201 Ginebra (Suiza)

CHE-470.354.936

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Hoy día, hasta las personas que no tenían acceso a la tecnología se han visto en la necesidad de adaptarse. La evolución tecnológica que ha surgido durante años, sumado a la aparición de la pandemia actual ha cambiado nuestra forma de consumo y de hacer negocios, aumentando las compras en línea, el teletrabajo, prácticamente todo lo manejamos por internet.

La preocupación por crear normas que garanticen la seguridad electrónica para usuarios, comercios y entidades bancarias aumenta cada vez más. Por esta razón resulta tan importante la entrada en vigor de la nueva norma de pagos europea a través de Internet como lo es la PSD2 (Payment Services Directive 2), que tiene como finalidad regular la entrada de nuevos operadores en el comercio en línea y reforzar la seguridad, la transparencia y el buen funcionamiento de todos los servicios de pago electrónicos.

Cabe destacar que la PSD2 entró en vigor el 14 de septiembre de 2019, y solo se trata de una actualización de la anterior Directiva de Servicios de Pago (PSD1) aprobada en 2007, la cual se puso en marcha con el objetivo de establecer un mercado único de pagos dentro de la Unión Europea, creando el concepto de instituciones de pago y del Área Única de Pagos en Euros.

La PSD2 (Payment Services Directive) es la Directiva Europea que regula los servicios de como transferencias, domiciliaciones, pagos con tarjetas, etc realizados en Europa, con el fin de garantizar la transparencia, y la innovación de los servicios de pago del sector financiero. Cabe destacar que también permite que terceras empresas (Third Party Providers o TPP), intervengan en los pagos.

El Decreto Ley aprobado en España recoge los derechos y obligaciones de entidades y clientes en materia de servicios de pago, realizando esfuerzos para llevar a cabo medidas que garanticen la seguridad para realizar transacciones electrónicas, incluyendo medidas de doble autenticación o autenticación reforzada.

La ¨Autenticación Reforzada de Clientes¨ es uno de los principales cambios que se ha implementado en las compras en línea. Esto quiere decir que la mayor parte de los pagos electrónicos requieren de una verificación más segura. Los usuarios deberán utilizar al menos dos elementos de autenticación como: algo que posean, como una tarjeta o un teléfono móvil, una contraseña o un código temporal que le haya sido enviado; algo personal como su huella dactilar, la voz o el reconocimiento facial.

La Autenticación reforzada de clientes (SCA) se realiza con el fin de reducir el fraude en estos procesos de pagos en línea y se requiere cuando un pagador transfiere fondos o accede a la información de su cuenta.

La doble autenticación ofrece dos 2 elementos de las tres categorías que plantea la normativa como lo son:

Durante todo el proceso de compra las plataformas a terceros ya no existen. Este cambio en materia de seguridad permite que las tiendas online vendan sus productos o servicios sin que el usuario tenga que abandonar la web, es decir que esta medida simplifica la operación y garantiza que la comunicación para pagar entre el banco y el comercio si haga de manera directa y sin intermediarios que puedan almacenar datos sensibles.

De igual forma desde el 1 enero de 2021 los bancos pueden verificar cualquier pago electrónico con tarjeta a través de un código de seis dígitos (Código de Identificación Personal) enviado por mensaje de texto al teléfono móvil del cliente. Las entidades financieras pueden acordar con el cliente, si desea a futuro, aceptar, rechazar o limitar todos los pagos de un comercio con el que ya hayan realizado transacciones. En caso de aceptar, el cliente ya no tendría que meter ese código de seis dígitos cada vez.

Los usuarios además de obtener mayor seguridad gracias al sistema de doble autenticación también obtienen grandes ventajas, como un mayor ahorro, ya que los pagos con tarjeta no podrán tener recargos y posee una mayor protección en caso de fraude, ya que el usuario solo se hace responsable de los pagos no autorizados de hasta 50 euros (cifra a partir de la cual se hará cargo el proveedor) y no de hasta 150 como recogía la directiva anterior, existe un mejor control, gracias al registro público de instituciones de pago de la Autoridad Bancaria Europea (EBEA)

La directiva amplia el mercado europeo a nuevas empresas, entre las que se encuentran aquellas que ofrecen un servicio de información sobre cuentas (más conocidas como AISP, Account Information Services Provider). Básicamente, permiten tener una visión global de las distintas cuentas bancarias abiertas por un titular desde una sola plataforma, y permitir que el usuario pueda acceder en la banca online en una misma plataforma o aplicación se recojan todos los ingresos, los gastos y el saldo de las diferentes cuentas asociadas a un mismo nombre, sin necesidad de ir a la página web de cada banco. El servicio de información de cuenta (AIS) se encarga de recoger y almacenar la información de las diferentes cuentas bancarias de cliente a una aplicación, permitiéndole al cliente tener una visión amplia de su estado financiero. Con el servicio de iniciación de pagos (PIS), terceros proveedores facilitan el uso de la banca “online” para realizar pagos por internet.

Consultora internacional de calidad para clientes inteligentes

Acceda a un nuevo grado de servicios internacionales, a través de nuestros consultores dedicados. Miles de Empresas ya lo han hecho. Consultoría de calidad para clientes inteligentes.