Los paraísos fiscales son aquellos países o jurisdicciones que ofrecen tasas impositivas bajas o nulas a personas o empresas extranjeras, además de contar con políticas fiscales que garantizan confidencialidad en cuanto a la identidad de los clientes que deciden establecer una sociedad en su territorio. Es una alternativa legal que han encontrado particulares y empresas extranjeras para proteger su patrimonio y evitar los altos impuestos que pagarían en sus países de origen.

Sin embargo, aunque está demostrado que los paraísos fiscales no son ilegales, siempre que se demuestre el origen de las inversiones, moralmente son cuestionables. España específicamente al igual que otros países, actualmente está tomando medidas para mejorar la transparencia y evitar la corrupción

Hay unos 30 países que son considerados por España como paraísos fiscales, entre los que se encuentran: Islas Caimán, Emiratos Árabes, Panamá, Malta, Bahamas, Irlanda, Bermudas, Mauricio, Barbados, Vírgenes Americanas, Antigua y Barbuda Bahréin, Vanuatu, Hong Kong, Singapur, Luxemburgo, Países Bajos, Islas Vírgenes (UK), Trinidad y Tobago.

A pesar de que muchos países son conscientes de movimientos ilícitos que podrían estar realizándose en paraísos fiscales, muy pocas veces se toman medidas para combatirlos. Pero España espera marcar la diferencia con la decisión de tomar medidas en cuanto a las inversiones que se hacen en los paraísos fiscales.

Las autoridades españolas establecen un impuesto especial para las personas que invierten en estos lugares y exige que todas las compañías españolas declaren sus inversiones en paraísos fiscales.

Además, en los últimos años, ha establecido medidas como:

La Ley del Impuesto sobre Sociedades, la cual dicta en el artículo 8 que las sociedades son residentes en el país si se establecen rigiéndose por la normativa española, y que su dirección efectiva esté en territorio español, pero la reforma de la Ley 36/2009, modificó la medida y estableció que todas las sociedades ubicadas en jurisdicciones de baja o nula tributación, tributen según lo establecido en la LIS, cuando sus activos o derechos se encuentren en el territorio español.

Declaración informativa: Modelo 720. esta es una declaración informativa para las personas que posean rentas o bienes en el extranjero con un valor superior a 50.000 euros. De no elaborarse, la sanción seria de 1.500 euros a 10.000 euros, según el requerimiento previo o no por parte de la Administración.

Ley del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. en su artículo 9 establece que cualquier persona que radique es España y mantenga la base de sus actividades o intereses económicos en el país o que permanezca más de 183 días, durante el año natural en territorio español, es residente.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones en dónde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com