Andorra, uno de los países europeos ubicado ente Francia y España había estado buscando atraer a empresas dedicadas a las nuevas tendencias financieras para que se instalen en el país, pero no lo habían podido lograr con éxito, debido a la incertidumbre y la confusión que existía en cuanto a la regulación de los activos digitales.

Sin embargo, ahora se está aclarando el panorama legal, que hace que los propietarios de negocios cripto, los nuevos talentos y emprendedores vean el negocio de la industria blockchain de forma más sencilla o y transparente.

Recientemente fue aprobado por parte del Consejo General de Andorra la Ley de Activos Digitales, un marco regulador para las monedas digitales y la tecnología blockchain, la cual está dividida en dos partes. La primera se enfoca en la creación de dinero digital, o «dinero digital soberano programable», el cual puede ser intercambiado a través de un sistema cerrado y al mismo tiempo permitiría al Gobierno andorrano generar su propio token.

Mientras que, en la segunda parte la ley se basa en los activos digitales como instrumentos financieros y tiene como objetivo establecer un entorno en el que sea posible regular las tecnologías de la cadena de bloques y de ledger distribuido.

Las criptomonedas no son de curso legal en Andorra

Cabe destacar que la Ley de Activos Digitales no establece ninguna propuesta respecto a los medios de cambio, ya que eso le corresponde únicamente al Banco Central del país.

Por otro lado, el mes de mayo a través en una entrevista el ministro andorrano de Economía y Empresa, Jordi Gallardo, dijo que la blockchain representa una de las principales áreas de inversión para el pequeño país. Pero existía en ese entonces cierta confusión, porque no quedaba claro si el ministro se refería a Bitcoin o a la investigación de las tecnologías de ledger distribuido que sustentan las cadenas de bloques.

Según expertos, aunque no está completamente claro qué activos digitales pretende regular el gobierno con la Ley de Activos Digitales, este avance representa una oportunidad que podría ayudar a diversificar la economía andorrana y dar la bienvenida a las criptoempresas y la implementación de las criptomonedas en la vida cotidiana de sus ciudadanos

En este sentido, Andorra es uno de los países mejor posicionados para convertirse en un centro para las empresas de criptomonedas en Europa, ya que se encuentra fuera de la jurisdicción del Parlamento Europeo. A pesar que renunció al secreto bancario, sigue contando con impuestos corporativos muy bajos, y marcos regulatorios que favorecen a la industria de la cadena de bloques.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones en dónde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com.