Este 2023 trae para la economía española la puesta en marcha de varios impuestos y entre estos una nueva figura que busca evitar la evasión fiscal de las grandes empresas y, por tanto, evitar la pérdida de recaudación. En este sentido las multinacionales que registren una facturación superior a los 750 millones de euros anuales en España, deberán cancelar un impuesto mínimo del 15%.

En el caso del impuesto al Patrimonio, desde el pasado 1 de enero, entró en vigor el llamado impuesto a la solidaridad, calificado como el impuesto a las grandes fortunas, un gravamen complementario al impuesto sobre el patrimonio para aquellos contribuyentes propietarios de bienes y derechos por importe de más de tres millones de euros, y con este nuevo gravamen el Gobierno español estima recaudar 1.500 millones de euros anuales.

En el caso de este tributo sólo se tomará como base imputable el patrimonio que no haya sido gravado por parte de la Comunidad Autónoma. Esta nueva modificación en la regulación del impuesto sobre el patrimonio, tiene como fin que tributen por esta imposición las participaciones en entidades no residentes cuyo activo esté constituido, de forma directa o indirecta, en al menos, el 50%, por bienes inmuebles situados en territorio español.

Con la entrada del nuevo año será aplicado el 3,5% para el patrimonio de más de 10,6 millones de euros, para el rango entre 5,3 millones y 10,6 millones el 2,1%; mientras que se aplicará el 1,7% para el patrimonio entre 3 millones y 5,3 millones de euros.

Impuesto mínimo de Sociedades

Como indicamos al inicio de este blog, las multinacionales con una facturación superior a los 750 millones de euros, deberán cancelar un impuesto mínimo del 15%. En el caso de las sociedades, tan sólo para el año 2023 se limita al 50%, la posibilidad de compensar las pérdidas de las filiales de los grandes grupos consolidados.

Pero no todo refleja un incremento en el porcentaje del tributo a cancelar, habrá una rebaja del 25% al 23% del tipo del impuesto sobre Sociedades a las entidades cuyo monto de negocios se ubique por debajo a un millón de euros en el periodo de recaudación inmediatamente anterior.

En lo que respecta a la tributación para las grandes rentas del ahorro y del capital. El tipo se incrementa en un punto, así, pasarán a tributar del 26% al 27%. Según refleja la información  referida a los Presupuestos Generales del Estado, las bases liquidables superiores a los 200.000 euros (y hasta los 300.000) tan solo se endurecen en al menos un punto. Por otro lado, se crea un nuevo tramo para bases liquidables a partir de 300.000 euros, que tributará al 28%.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones donde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com