🇨🇭 +41 225 181 098  |   🇪🇸 +34 912 907 525

Llámenos

(+41)225 181 098

info@fosterswiss.com

Envíenos un email

La desdolarización del mundo se refiere al proceso por el cual el dólar estadounidense pierde su papel dominante como moneda de reserva mundial y como medio de pago en el comercio internacional. Este proceso se debe a varios factores, como el crecimiento económico de China y otros países emergentes, la diversificación de las reservas de divisas de los bancos centrales, las políticas fiscales y monetarias de Estados Unidos y el uso de sanciones económicas como arma política.

La desdolarización del mundo tiene implicaciones importantes para la economía global y para los agentes económicos. Por un lado, puede reducir la dependencia de los países y las empresas del dólar y del sistema financiero estadounidense, lo que les daría mayor autonomía y soberanía. Por otro lado, puede aumentar la volatilidad y la incertidumbre en los mercados cambiarios y financieros, lo que podría generar riesgos e inestabilidad.

La desdolarización del mundo no es un fenómeno nuevo, sino que se ha intensificado en los últimos años. Sin embargo, tampoco es un fenómeno inminente, sino que se producirá de forma gradual y prolongada. El dólar sigue siendo la moneda más utilizada en el mundo, con una participación del 59% en las reservas de divisas, del 88% en las transacciones internacionales y del 62% en los préstamos transfronterizos. Además, no hay una alternativa clara al dólar que pueda sustituirlo completamente.

Este proceso complejo y dinámico tiene ventajas y desventajas para los diferentes actores económicos. Es importante estar informado y preparado para los cambios que pueda traer este proceso, así como para las oportunidades y los desafíos que pueda generar.

¿Qué países están liderando la desdolarización?

Los países que están liderando la desdolarización son China y Rusia, que han intentado reducir su dependencia del dólar estadounidense y promover sus propias monedas en el comercio internacional. Estos países han buscado diversificar sus reservas de divisas, utilizar sistemas de pago alternativos y negociar contratos de materias primas en sus propias monedas o en otras divisas. Otros países que también han participado en el proceso de desdolarización son los miembros del grupo BRICS (Brasil, India y Sudáfrica), que han propuesto crear una nueva moneda de reserva internacional. Destacan, algunos países de América Latina que han logrado reducir el grado de dolarización de sus sistemas financieros, como Bolivia y Argentina

Desdolarización y valor del dólar

La desdolarización puede afectar al valor del dólar de varias formas. Por un lado, puede reducir la demanda de dólares en el mercado internacional, lo que podría provocar una depreciación de la moneda estadounidense frente a otras divisas. Esto tendría un impacto negativo en el poder adquisitivo de los estadounidenses y en la competitividad de sus exportaciones. Por otro lado, puede disminuir la influencia de Estados Unidos en la economía mundial, lo que podría debilitar su capacidad para imponer sanciones o presionar a otros países. Esto podría afectar a la confianza de los inversores y a la estabilidad financiera global.

Sin embargo, el efecto de la desdolarización sobre el valor del dólar no es tan claro ni tan inmediato como parece. El dólar sigue teniendo ventajas estructurales que le permiten mantener su rol dominante, como su liquidez, su profundidad, su seguridad y su aceptación universal. Además, el valor del dólar depende también de otros factores, como el crecimiento económico, la inflación, los tipos de interés, el déficit fiscal y la balanza comercial de Estados Unidos. Por lo tanto, la desdolarización no implica necesariamente una caída del dólar, sino que puede ser un factor más entre muchos que determinan su cotización.

Existen varias monedas que pueden sustituir al dólar en el comercio y las finanzas internacionales, aunque ninguna de ellas tiene la misma liquidez, profundidad y aceptación que el dólar. Algunas de las monedas alternativas al dólar son:

El euro, la moneda común de la Unión Europea, que tiene una participación del 20% en las reservas de divisas y del 32% en las transacciones internacionales. El euro es una moneda estable, fuerte y respaldada por una economía diversificada y desarrollada. Sin embargo, el euro también enfrenta desafíos como la falta de integración fiscal y política entre los países miembros, la baja inflación y el crecimiento y la crisis de la deuda soberana.

El yuan, la moneda de China, que tiene una participación del 2% en las reservas de divisas y del 4% en las transacciones internacionales. El yuan es una moneda con un gran potencial, dado el tamaño, el dinamismo y la influencia de la economía china. Sin embargo, el yuan también tiene limitaciones como el control cambiario, la falta de transparencia y la dependencia del dólar.

El oro, el metal precioso que ha sido utilizado como medio de intercambio y reserva de valor durante siglos. El oro tiene una participación del 11% en las reservas de divisas y es considerado como un activo seguro y refugio en tiempos de incertidumbre. A pesar de sus atributos, el oro también tiene inconvenientes como su volatilidad, su escasez y su alto costo de almacenamiento y transporte.

Las criptomonedas, las monedas digitales que funcionan mediante tecnología blockchain y que no dependen de ningún gobierno o autoridad central. Estas monedas digitales tienen una participación muy baja en las reservas de divisas y en las transacciones internacionales, pero han ganado popularidad entre algunos inversores y usuarios por su rapidez, seguridad y descentralización. Con todo lo anterior, también tienen desventajas como su alta volatilidad, su falta de regulación y su vulnerabilidad a los ataques informáticos. Algunas de las criptomonedas más conocidas son Bitcoin, Ethereum o USD Coin.

La desdolarización del mundo…. puede arrastrarle a Ud. también…

La desdolarización del mundo puede afectar a los pequeños y medianos inversores de varias formas, dependiendo de su perfil, sus objetivos y sus estrategias. Algunos posibles efectos son:

Menor rentabilidad de los activos en dólares. Si el dólar pierde valor frente a otras monedas, los inversores que tengan activos denominados en dólares, como bonos, acciones o fondos, verán reducida su rentabilidad en términos reales. Esto puede implicar una pérdida de poder adquisitivo y una menor capacidad de ahorro e inversión.

Mayor diversificación de las carteras. Los inversores que quieran protegerse de la volatilidad y el riesgo cambiario pueden optar por diversificar sus carteras e invertir en otras monedas o activos más estables, como el euro, el oro o las criptomonedas. Esto puede implicar una mayor complejidad y un mayor costo de gestión, pero también una mayor oportunidad de obtener beneficios.

Mayor exposición a los mercados emergentes. Los inversores que busquen mayores rentabilidades pueden aprovechar el crecimiento económico y el potencial de los mercados emergentes, como China, India o Brasil, que están liderando la desdolarización. Esto puede implicar una mayor rentabilidad, pero también un mayor riesgo, dado que estos mercados son más volátiles, menos transparentes y más susceptibles a las crisis políticas y sociales.

Mayor necesidad de información y asesoramiento. Los inversores que quieran adaptarse al proceso de desdolarización deben estar informados y actualizados sobre las tendencias y los cambios que se producen en la economía mundial. Además, deben contar con el asesoramiento de expertos que les ayuden a tomar las mejores decisiones según su perfil y sus objetivos.

En Foster Swiss, consultora internacional especializada, estamos comprometidos en brindarte el apoyo necesario para entender y aprovechar las oportunidades que surgen en esta nueva era financiera. Nuestro equipo de expertos en economía y comercio internacional puede ayudarte a evaluar los riesgos y beneficios asociados, así como a desarrollar estrategias para optimizar tus operaciones comerciales y financieras en este entorno cambiante. Para más información sobre este tema o algún requerimiento relacionado a nuestros servicios, puede contactar directamente a través de info@fosterswiss.com.

Abrir chat
¿Le podemos ayudar?
Hola👋
¿En qué podemos ayudarte?