El impacto de las acciones de la Fed en los resultados económicos ya ha hecho acto de presencia. Y es que, el motor económico de los Estados Unidos, ha decaído en los últimos dos meses, en gran parte a causa de la debilidad financiera del país que durante más de dos años se afrontan a un ascenso de precios, el cual se hundió en el 2021 con las medidas de la actual administración.

Si bien, otra de las causas se relaciona con la gran incertidumbre del camino de la economía estadounidense con un gobierno centrado en asuntos internacionales, el cambio climático y otros puntos que van tomado de la mano a los antes ya mencionados.

Sorprendentes ganancias

El enorme minorista Walmart deja sin palabras al mercado bursátil al anunciar por segunda vez sus decepcionantes ganancias trimestrales en el 2022 y su proyección anual, dirigidas a la baja. Otras empresas también se sumaron al gigante minorista, las cuales se encuentran quebrantadas por los altos costos de las materias primas y dificultades logísticas. Las empresas estadounidenses de bienes de elevado consumo prevén que los próximos meses serán aún más debilitados.

A pesar de un balance financiero globalmente positivo para el sector en el segundo trimestre del año, las inquietudes son numerosas y, sin parar la incertidumbre.

El alcista aumento de los precios de los alimentos (+13%) y los combustibles (+52%) durante un extenso período han logrado obligar a los consumidores a reorientar su presupuesto para comprar únicamente lo necesario, la cual aumenta los stocks, bajan las ventas y se posponen las compras de reposición de productos de las empresas, generando el efecto dominó que desacelera el desarrollo económico de manera brusca.

La incertidumbre toma la delantera

El precio del barril de petróleo no se ha quedado a un lado, el cual en Estados Unidos descendieron de la barrera de los 100 USD frente a los terrenos de una recesión mundial y el llamado descenso del consumo de carburantes por el elevado costo, lo que (no significa) que ha terminado la inestabilidad del mercado petrolero y ni que la merma de los precios sea persistente. Aún se mantienen altos y los expertos afirman que la tendencia no es a caer, excepto por el recrudecimiento de condiciones adversas que frenen el consumo a nivel mundial.

La confianza de los consumidores

Cabe destacar que en Julio la confianza de los consumidores hacia la economía de los Estados Unidos volvió a decaer por tercer mes consecutivo, debido a los temores persistentes de una estricta recesión, según el índice del Conference Board.

Debido a eso, los economistas afirman que este ha sido el ciclo de endurecimiento más fuerte de la Reserva Federal desde la década de 1980, cuando la estanflación paralizó la economía de los Estados Unidos.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones en dónde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com