Los Bancos Centrales quieren integrar con la CBDC (moneda digital del banco central) según algunos elementos criptográficos extraídos del libro blanco de Bitcoin publicado en 2008 para facilitar el intercambio de dinero. Sin embargo, Rubén Merre, fundador y director ejecutivo de NGRAVE, cree que las instituciones bancarias buscan agregar funciones al sistema operativo de CBDC que puedan ayudar a mejorar la privacidad y el control de las mismas.

Los activos digitales han creado desde el principio nuevas formas de intercambio financiero, ya que proporcionan un sistema sin autoridad central, una política monetaria basada en reglas con el propósito de liquidación, sin licencia, sin fronteras y resistente a la censura.

El especialista asegura que la Moneda Digital del Banco Central (CBDC) es una forma totalmente digital de la moneda nacional existente, ya que el dinero fiduciario que existe en forma física también existe en forma digital, por lo que CBDC no tiene presencia física con el dinero nacional. Las CBDC desean cambiar la forma de manejar los criptoactivos.

Según Rubén, las CBDC tienen como objetivo reemplazar esta engorrosa burocracia financiera con un sistema de gestión de activos basado en un libro mayor inspirado en criptografía que puede conectar todos los niveles del sistema financiero con cada ciudadano que posee una billetera digital.

El lado positivo de las CBDC

Rubén Merre detalla algunas ventajas que puede ofrecer la implementación de una CBDC, como proporcionar una forma fácil y económica de obtener beneficios financieros, poder procesar micro transacciones, trabajar directamente con países en desarrollo y, por otro lado, simplificar la tramitación de  pagos de impuestos y minimizar la evasión fiscal.

El lado negativo de las CBDC según Merre

Los aspectos negativos deben ser analizados y tenidos en cuenta. Las monedas digitales que son fácilmente transferibles entre gobiernos y ciudadanos a través de una cuenta del banco central pueden presentar ciertos riesgos que son perjudiciales para los usuarios.

En este sentido, al utilizar una billetera digital autorizada por los bancos centrales para almacenar y ejecutar transacciones de CBDC, el saldo del usuario será una entrada de cuenta visible ya que no se controlará la navegación y se autorizará el acceso. Esto significa que será supervisado por el banco, y así como este saldo puede crecer como ganancia, también puede quitarlo.

Rubén Merre también mencionó que, en caso de una crisis financiera los bancos centrales se enfocan en ‘rescates internos’ en lugar de rescates externos, y luego obligan a los usuarios a pagar impuestos y medidas de austeridad por cualquier deuda y liquidez que puedan tener.  en tiempos de crisis.

Sin embargo, la realidad actual de las CBDC es que su futuro aún no está completamente determinado. Se espera que instituciones grandes y confiables como la Fed expresen expresar sus puntos de vista al respecto.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones en dónde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com.