La aparición y evolución de las monedas digitales en el mundo ha hecho que algunos países tomen medidas para regular su uso dentro de su economía. Bancos centrales y otras entidades financieras gubernamentales constantemente están advirtiendo a sus ciudadanos sobre el riesgo que conlleva invertir en el mundo de las criptomonedas, debido a su volatilidad y por ser un sistema que se utiliza en algunas ocasiones para fines delictivos. 

Las autoridades de las Bahamas son conscientes de todos los desafíos que implica entrar en la industria cripto. En el más reciente ranking de naciones cryptofriendly de Coincub, las Bahamas ocupa el lugar número 9 del top 10. Es un territorio que no ha ignorado la existencia de las criptomonedas y ha estado trabajando en una legislación que las valide.

En 2017, el banco central del país mencionó que su ley para el sistema de servicios de pagos electrónicos nacionales también aplica para las criptodivisas como un tipo de activo digital, y en 2019, dio un paso crucial en el mundo de las criptodivisas al anunciar el “Proyecto Sand Dollar” con el fin de disminuir progresivamente las transacciones en efectivo y abrir paso al sistema financiero digital.

Las Bahamas cuenta desde 2019 con la legislación bahameña DARE, la cual cubre algunos servicios, y al mismo tiempo deja claro que un activo digital es una representación de valor distribuida por medio de una plataforma DLT sin limitación de tokens digitales. 

Al promulgar esta ley, los funcionarios bahameños incluyeron todos los servicios que están relacionados con los servicios de billetera, intercambios de tokens digitales, custodia de activos digitales, patrocinio de ofertas iniciales de tokens, y toda actividad que la comisión pueda prescribir mediante normas.

En 2020, Bahamas fue el primer país en crear de manera oficial su propia moneda digital. El “Sand Dollar” está autorizado en todo el territorio de Bahamas, ya que las entidades bancarias en algunas ocasiones poseen un alcance limitado para operar y los negocios bahameños no siempre aceptan tarjetas de crédito como método de pago, por lo que esta medida aumenta la flexibilidad financiera a sus ciudadanos. 

Es posible que todavía haya detalles por abordar, pero lo importante es que esta industria va ganando influencia, y se vuelve más operativa a medida que los gobiernos buscan establecer reglas.  A pesar de que sus comienzos fueron un poco inciertos y con poca información, hoy en día generan mucha confianza. 

Las criptomonedas en Bahamas puedes ser adquiridas fácilmente, y cuenta con una amplia variedad de plataformas reconocidas a nivel mundial donde es posible realizar compra y venta de criptodivisas.

Además, en las Bahamas es posible adquirir bienes y servicios con criptomonedas, o aplicaciones, accesorios para tecnología, etc. A pesar de que no todos los negocios los aceptan, hay una amplia cantidad de comerciantes que los aceptan sin inconvenientes. 

Para adquirir criptomonedas en Bahamas se puede acceder a cualquiera de las plataformas especializadas en este tipo de intercambio, cada una maneja sus condiciones especiales que pueden adaptarse a las necesidades individuales de cada usuario.

Todos los servicios que presta Foster Swiss siguen la más estricta legalidad de las jurisdicciones en dónde tenemos presencia. Si desea profundizar sobre nuestros servicios y tarifas contáctenos a través de info@fosterswiss.com.